martes, 19 de julio de 2011

Sin tu voz caeré...

En el mundo hay seis millones de personas, sin embargo nadie puede compararse con él. Por eso hoy estoy aquí para contar su historia. Su nombre es Patricio Fontanet y nació el 16 de junio de 1979 en la provincia de Buenos Aires, Argentina. Su talento y vocación lo llevaron a liderar su banda Callejeros durante 16 años. Su vida estuvo, está y estará marcada por la tragedia, el dolor y los recuerdos, pero gracias a su espíritu de lucha, sigue en pie junto a todos sus seguidores. Es cantante y sus bandas favoritas son Chuck Berry, The Rolling Stones, Creedence Clearwater Revival y The Beatles, entre otras. Callejeros nació como banda en 1995 y con el paso del tiempo fue haciéndose cada vez más popular. Sin embargo, la tiranía del cruel destino llevó a que toda la felicidad y la armonía desaparecieran para siempre. Una noche, el 30 de diciembre de 2004, ocurrió la peor tragedia del rock nacional argentino. En un boliche de Buenos Aires, República de Cromañón, se produjo un incendio mientras Patricio y su banda empezaban su recital. Este siniestro dejó un saldo de 194 almas adolescentes perdidas y una deuda social incalculable. A partir de ese hecho, Pato Fontanet (apodo puesto por sus fans) empezó a ser acusado bajo prejuicios, decretos inculposos y censura por parte de funcionarios, políticos y gran parte de la sociedad. Fue llamado "asesino" aun cuando su propia vida estuvo en riesgo, y aun cuando esa noche Pato perdió a la persona que más quería en su vida. Sus días a partir de entonces se convirtieron en un huracán plagado de custodia, abogados, causas penales, angustia, drogas y locura. La soledad fue el factor común de todos los días de su existencia. Pero hubieron algunos que nunca lo abandonaron: su gente, sus fanáticos, sus discípulos: los "invisibles", nombre dado por Pato a sus seguidores en una canción. El carisma de los que siempre supieron su inocencia, y la voluntad de lucha del cantante lograron despertar cada vez con más fuerza el sentido de su vida: La Canción, la música, el arte... el talento de decir las más puras verdades con la voz entrecortada en dos acordes. Sus canciones son su refugio, su guía y su forma de comunicarse: a través de ellas dice lo que siente, lo que piensa y lo que le sucede. Pato fue halagado por muchos músicos argentinos y del exterior por su capacidad como compositor. Sus canciones más conocidas y veneradas son "Una nueva noche fría", "Prohibido", "9 de Julio", "Rocanroles sin destino", "El Nudo", "La Llave" y muchas otras más. Lamentablemente, la presión social, política y judicial hizo que Callejeros se disolviera en el año 2010. Bajo esa banda, Pato cantó en diversos puntos de Argentina, como en Córdoba, Rosario y Mendoza, siendo el uno de los recitales más conocidos el de Obras en 2004. En la actualidad, bajo el mismo ímpetu de seguir adelante a pesar de la adversidad, y dando ese ejemplo de lucha, perseverancia y coherencia, canta en su nueva banda llamada Casi Justicia Social y pasa sus días realizando una gira nacional. Esperemos que su voz nunca se apague ni deje de sonar. Por su bien, el de su gente y el de todos nosotros como sociedad carente de memoria, verdad y justicia. Anahí M. Llanes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Acepto todo tipo de críticas :)